martes, 6 de mayo de 2008

Esas Radios de Ahora

Recuerdo cuando antes era un gusto escuchar la radio cuando no había una gran variedad de programas en la televisión. Era una alternativa en entretenimiento sin importar mucho si no le veías la cara a quien hablaba.

Constituía algo muy divertido cuando daban los datos sobre determinado grupo musical o cantante y se hacían chistes o comentarios.
El DJ daba el nombre del tema, dejaba una pausa antes de empezar el tema y si uno quería hasta lo podía grabar en un cassette.
Cada radio era específica: música clásica, rock, salsa, cumbia, música folklórica, etc.. Algunas tenían programación con música de género variado en ciertas horas, por ejemplo, programación de rock y se ponía un tema de salsa.
En los 80 y principios de los 90 ocurre una crisis en los gustos: todo se mezcla, no hay un criterio lógico. Lo que era de rock se vuelve una mezcla de salsa, cumbia,y/o de lo que estuviera de moda y repetido hasta el cansancio.
Nota: en alguna parte leí que esta estupidez fue influenciada cuando se hicieron películas como Salsa o Baile Prohibido, unos híbridos tremendamente aburridos del asco que dan verlos porque no tienen gusto, porque no tienen pies ni cabeza en lo que muestran como música... Unos gringos que bailan una seudo salsa que parece que la aprendieron bailando breakdance (el baile tuerce testículos).
Los temas en las emisoras son ensuciados con propaganda o la voz del locutor diciendo cualquier cosa poniendo su voz por encima de la canción. Y siguen con más comerciales entre canciones...
Uno revienta al escuchar tanta barbaridad y temas trillados.
Las radios han contribuido a la deformación del gusto: ¿cómo es posible que la gente no se aburra de escuchar lo mismo hora tras hora?
Cuando ponen un tema de los Beatles, Rolling Stones, Pink Floyd, Queen, Michael Jackson, etc., es lo mismo de siempre. La misma canción repetida tantas veces hasta que da naúseas y rechazo total, y cuando se presenta la ocasión de que la vaya a escuchar en Cd pues uno se la salta olímpicamente porque ya está harto de oírla.
Las mismas canciones asquerosas de siempre. Las han convertido en repugnantes.
Actualmente hay un gusto por el reggaeton, salvo excepciones, la mayoría de esto es una enorme caca de Elefante
Muchos oyen esas canciones deprimentes de cumbia o de otro género, parece más música para emborracharse de pena...
Pocos son los que quieren escuchar lo que es distinto y tiene calidad. Esto es rechazado por la mayoría porque se prefiere la basura más comercial y no interesa si ha sido repetida por enésima vez.
La música que pasan ahora MTV y otros canales da una enorme pena en su mayoría y una nostalgia en donde queremos regresar a los tiempos de antes en donde sí se componía y cantaba de verdad.
Ni las radios de música clásica se salvan del aburrimiento o de la indiferencia o del criterio comercial fenicio de cambiarlas en su contenido y volverlas chabacanas, ramplonas, vulgares y patéticas en su programación.
Con las repugnantes radios actuales y la programación bazofia de los canales musicales y especialmente MTV (es una lástima con tanto reality de jovencitos hormonales con citas de lo más imbéciles o de cuestiones taradas hasta de bailar sin ropa.VH1 está siguiendo el mismo camino) son preferibles las descargas, el MP3, comprar los CD o ver los videos en Youtube.

Las buenas radios que quedan son pocas y muchas no durarán en el dial
Lo mismo se puede decir de los programas musicales en la TV.

No hay comentarios.: