martes, 26 de noviembre de 2013

No vengan con esa basura de la sangre latina


Siempre unos infelices excusan la violencia contra las mujeres en Latinoamérica hablando de la sangre latina: yo me comporto así con las mujeres porque mi padre, mi tío, mi  abuelo y demás actuaban de esa manera.

Claro, sigan pensando y hablando sobre la igualdad de géneros -¿cuál?-, sólo se ve machismo repugnante, bajos sueldos, discriminación, acoso sexual, maltratos y otras lacras repugnantes contra las mujeres.

No negamos que hay mujeres violentas: que arañan, golpean, maltratan, que se alocan por celos y cortan el pene (y lo tiran al water) o quitan la vida o mandan matar a la pareja


El uso de la Violencia es Inexcusable, lo de la sangre latina (herencia) es Pura Basuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuura.


En la mayoría de los casos qué asco dan muchos hombres...



No a la Violencia de Género

América Latina conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con distintas actividades en las que se puso en evidencia la magnitud de un problema social que alguna vez ha padecido en carne propia un 70% de las mujeres en el mundo, según datos de la ONU.

En lo que va del año han muerto en América Latina unas 1,800 mujeres a causa de la violencia de género, sin contar a países de gran tamaño como Brasil y México donde no hay disponibles cifras tan actualizadas, y muchas más han sido golpeadas y heridas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, instó a todos los gobiernos a combatir este problema con voluntad política mediante el aumento de los recursos para la prevención, atención y erradicación.
Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, el 45% de las mujeres de la región declara haber recibido amenazas por parte de sus parejas.

Nota: Las negritas son mías. 

Fuente:

Añado:

Wayne Dyer en su libro Evite ser Utilizado cuenta de una mujer que era constantemente golpeada por el marido, que a ella le dejaba los ojos negros y encima le rompió algunos huesos (esto lo cuenta para dar una sugerencia o consejo de que puede hacer una mujer con un marido violento y aplica también en el caso contrario).

¿Qué hizo la mujer?

Así con todo lo seguía queriendo a su esposo pero no iba a continuar soportando tanto maltrato. Él la golpeó de nuevo, ella tomó a sus dos hijos y se fue a un motel y se desapareció por tres días. El esposo estaba como loco buscándola, la mujer regresó a la casa.

El tipo la volvió a golpear, ella se opacó, simplemente no le hablaba, no le pedía nada entonces pensando que tal vez un día la podía matar le dio a él el ultimátum: Si me vuelves a golpear me desapareceré para siempre de tu vida.

Milagro: el fulano al fin entendió el mensaje y dejó de golpear a su mujer y empezó a tratarla mejor.

Si la pareja no controla su carácter se cae en un espiral de violencia física y psicológica con resultados imprevisibles hasta lamentables.

Uno puede discutir sin tener que llegar a la violencia contra la pareja y menos se debe hacerlo frente a los hijos si acaso los tenemos, porque si ellos ven que sus padres pelean, se gritan los hijos sufren, se deprimen y se trauman, llegan a tener (tienen) problemas de aprendizaje, problemas de conducta y podría seguir y seguir hablando.... y más adelante, si esto no se ha superado, más adelante en sus propias familias repiten el mismo horroroso esquema de violencia porque tuvieron el pésimo ejemplo de sus padres.

Si esto escapa de las manos a pesar de haber conversado, discutido entonces hay que buscar ayuda, ir a terapia de pareja. No puede uno quedarse esperando porque hay cosas que no se solucionan de golpe y toman tiempo arreglarlas cuando la situación es muy crítica.

Pero debemos tener la voluntad de hacerlo porque en el mundo existen cosas que son absolutamente inaguantables, inaceptables y entre ellas tenemos la violencia en la pareja y/o en el hogar.


En el caso extremo de no haber arreglo cuando se han agotado todos los recursos disponibles se debe pedir el consejo de parientes, abogados u otros consejeros, evaluar la situación y decidir de una vez por todas de que lo mejor para una(o) misma(o) (y para los hijos si los hubiera) es separarse de la pareja que es una persona violenta y manipuladora.

Hay casos excepcionales de gran violencia en  la pareja en donde con ayuda ésta luego mejoró su situación y siguió junta  pero los podemos contar con los dedos de las manos... 

La mayoría se separa o se divorcia o termina muerta.


Felices aquellos que tuvieron (tienen) padres (o parejas) que no discutían (discuten) y que controlan sus emociones a pesar de las peores crisis o situaciones.
Cómo me molesta recordar: Uno ha visto y ha pasado por mucha violencia en la vida familiar para aprender a tratar de no repetir esa clase de conducta si tiene pareja... aunque haya gente que a veces te haga hervir la sangre.

La violencia física y/o psicológica es de lo peor... cómo te marca y te jode toda la vida.




España

“Me duele España” – “¡Soy Español!, Español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; ...