martes, 22 de diciembre de 2009

Carcasatar o Pitufiavatar

-Ya se estrenó Avatar de James Cameron y por lo visto y leído no pasa de ser una cáscara de huevo coloreada.
Claro, en 3D: hay que tener 3 dedos de frente y mejor irse a ver otra cosa...

Me gustan sus otras películas, sin embargo, a su Titanic no lo paso ni con purgante y la canción de Celine Dion es una tortura.

Y dále a muchos con calificar a algo de obra maestra cuando no es más que un desfile de efectos especiales.

Pasa la novelería y empieza el destripe como sucedió, por ejemplo, con Watchmen, 300, El Señor de los Anillos, las fotocopias de Star Trek o con la odiosa precuela de George "Papadawan" Lucas y otras.

¿O me van a decir que no es así?


-Donde viven los Monstruos de Spike Jonze:
A mí ninguna película de Jonze me causa el más mínimo interés, y ésta del niño insoportable con monstruitos será otra que evitaré ver...


-De otro lado: Acabo de ver otra vez las dos Batman de Christopher Nolan pero me harté de sus diálogos grandilocuentemente huecos, su atmósfera fría, me importaba un comino lo que les pasara a los personajes, las situaciones tan inconcebibles y jaladas de los pelos, la música que de heroica no tiene nada -te hace extrañar todo el tiempo lo hecho por Danny Elfman- y... terminé cambiando de canal.

Me quedo con el dibujo animado de los 90 y con las películas que filmó Tim Burton.

No hay comentarios.: