sábado, 19 de abril de 2008

Lecturas Abandonadas II


Seguimos:

Hace unas semanas un amigo me prestó un libro de Alberto Moravia llamado...
La Atención. - Me lo llevé y la sorpresa fue de lo más chocante, justo hablaba de uno de esos temas que más detesto leer: el desorden moral o los secretos más chocantes dentro de una familia.
El autor no lo hace entretenido ni desde el inicio, continúa esa línea de fastidio como en El Desprecio (una obra que no puedes leer si estás con depresión o luego de una ruptura amorosa), todo es aburrido y pesado. El protagonista no causa simpatía y lo chocante del tema es porque habla de lo rutinario y el cansancio de la vida de los personajes, esto parece de lo más machacón y tedioso dentro de los libros de Moravia.
Ese tema de los secretos junto con los detalles pesados me hizo no animarme a leerlo por completo.
Tiene otro libro, El Tedio, que justamente hasta por el título evitaré hasta hojearlo.


-Morris West. Las Sandalias del Pescador.- Un ex prisionero ruso es elegido Papa. Se cuenta otra historia paralela. Hay rollos y rollos sobre teología católica, política y sobre la historia de una mujer católica casada con ganas de divorciarse.
¿El autor quería que uno vea con otros ojos el adulterio o qué se le había ocurrido?
En el libro no hay esfuerzo por hacerlo entretenido por parte del autor, es tedioso hasta decir basta y lo dejé
Otra cosa es leer del mismo autor El Abogado del Diablo


-
Jan de Hartog. Duelo con un Médico Brujo (The Spiral Road).- Un médico en plena crisis existencial se establece en un pésimo lugar de Nueva Guinea.
Se cuenta su ida y como arregla su vivienda cerca a la selva...
Se hace un flashback y empieza el rollazo de las dudas del médico y sus temores con respecto a cierto médico brujo.
No hay como soportar lo siguiente: el autor hace que uno pierda todas la ganas de leer lo que sigue con el discurso sobre los pensamientos del protagonista, las descripciones cansinas... y uno deja completamente fastidiado el libro y se va a buscar otra cosa más interesante de leer
Revisé el final y no me perdí nada especial.


-Elia Kazan. América, América. Este autor me produce la mayor indiferencia aunque haya dirigido películas o escrito libros.
Simplemente su conducta repugnante durante la persecución política de McCarthy en la década de los 50 en los Estados Unidos me causa un gran rechazo a sus libros o a sus películas.
No me interesa si la novela habla de la emigración europea a América... la hojeé y nada me hará leerla. No era la gran cosa.
No me vengan con lo de la Falacia ad Hominem.


-Dominique Lapierre y Larry Collins. El Quinto Jinete. Un grupo de terroristas amenaza al gobierno de EE.UU. con causar un desastre atómico en la ciudad de Nueva York
Los chantajistas son apoyados por el gobierno libio y exigen una serie de condiciones al gobierno estadounidense con respecto al problema palestino, no dando más que un plazo de 48 horas para que se cumplan sus demandas o sino cumplirán sus amenazas.
El libro empieza con eso, viene una historia del romance entre un policía neoyorquino y una periodista un tanto liberal, y siguen una larga serie de detalles sobre la cuestión de Israel y Palestina.
Se habla del caudillo libio Muammar al- Kadaffi (Gadafi), los esfuerzos del gobierno norteamericano, la policía de Nueva York, etc.
Entonces llegó el momento en que me harté de leer sobre el problema palestino e Israel
No es simplemente que no me interese el tema sino que la saturación noticiosa hace que no soporte hasta tener que encontrarlo en las novelas.
El libro fue dejado de lado.
Le dí su hojeada para ver como termina, no es la gran cosa venida de Lapierre y Collins.
Mejores fueron sus obras como la dedicada a Ghandi y la independencia de la India o la otra sobre el torero El Cordobés.


No hay comentarios.: