domingo, 29 de enero de 2012

Lecturas Abandonadas X: Adios, Libros

Me he estado deshaciendo de libros que nunca voy a leer, hojear ni consultar.

Algunos los he vendido y en una buena o en su mayor parte los he regalado...


Los que me aburrren hasta verlos se largan de inmediato.


-Príncipe y Mendigo de Mark Twain: lo había tenido tanto tiempo que estaba de candidato para las termitas y como ya me sabía la historia tan trillada.

-Aventura de Jack London: no me daba ganas de aventurarme leyéndolo.

-Barry Lyndon: la versión de Kubrick es un somnífero que no le hace justicia a la novela.

-El Pirata Rojo de Fenimore Cooper. Si alguien quiere curarse el insomnio tiene a El Último Mohicano y a este libro como remedios.


-Las Vacaciones del Padre Hilario de Bruce Marshall. Fue un placer mandarlo de vacaciones a otro sitio en donde tal vez lo lean y aguanten.


-Con él llegó el Escándalo: Con él llegó el tedio porque es de lo más soporífero desde el inicio.


-El León de Damasco de Salgari.
Años y años en mi biblioteca y me daba sueño el hojearlo. Diálogos y díálogos interminables en una historia con partes tan inverosímiles.
¿Me voy a creer que alguien sea tan idiota que no puede distinguir a una mujer hermosa frente a sus narices?

-El Corsario Negro de Salgari .
Detesto tanto su final que me sigue pareciendo de lo más imbécil que por absoluta indiferencia no leí su continuación, La Reina de los Caribes, a pesar de haber poseído dos veces el libro... que luego vendí.


-Tarzán y los Pigmeos y Tarzán el Gran Jeque de Rice Burroghs. Francamente sólo soporté el primer libro con el personaje encontrado y criado en Monolandia.


-Los Cazadores de Cabelleras de Mayne Reid: No sé pero me harté de no tener ningún interés en leerlo.

-Fabricante de Viudas de Fagyas: Desagradable historia... como para interesarse en consultar con un vendedor de... colchones.
Un chasco toda la historia con una explicación final que es como la destrucción de Pompeya.

-Peonía de Pearl Buck.
Únicamente tuve ánimo de regalar este tocho sobre la chica china y su trabajo con una familia judía..
La autora hace todo lo posible para no pasar de las primeras páginas.

-Murallas Humanas de Wellman: Ladrillo con una trama inaguantable como chocarse con la pared. Un gustazo el desaparecerlo de mi vista.

-Yo, el Jurado: tan mal escrito que es un placer no leerlo.

-La Espía que me amó de Fleming: una escritura de lo más terrible. Todo un placer y un gusto no haberlo comprado.

-Cada vez que me hablan de Pérez-Reverte, Vila-Matas, Bolaño, Javier Marías y otros bestsellerianos no tengo el más mínimo interés de querer leerlos.

Siento que no me pierdo nada especial...


España

“Me duele España” – “¡Soy Español!, Español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; ...