viernes, 9 de octubre de 2009

El Premio Nóbel de Literatura

No me pude resistir:

Oh, Academia Sueca
que tienes la cabeza bien hueca

Porque le vuelves a dar el premio de Literatura
a otro desconocido
Mi respeto por tí hace mucho tiempo
que se ha ido


Oh, Academia Sueca
tienes la cabeza recontra hueca

Para que veas como es la cosa
con estos premios
de la muy caprichosa
lee el libro Los Premios Nóbel
de mi tío William, digo, Irving Wallace

Más de 100 han ganado,
es una gran verdad
porque de la mitad
ya nos hemos olvidado


Oh, Academia Sueca
que tienes la cabeza asquerosamente hueca

Das el premio de la Paz
dando la lata
mientras tu país y Noruega le venden armas
a los demás
más pobres que una rata.


Oh, Academia Sueca
que tienes la cabeza llena de vanidad hueca

Como sólo miras tu europeo ombligo
ya escuchar lo tuyo se ha vuelto un castigo
saber de tí nos irrita,
es lógico si el sobrevalorado premio
viene de la dinamita
y su ricachón inventor
quien era un mediocre escritor.



Oh, Academia Sueca
que tienes la cabeza super hueca

De lo que en adelante hagas
con tu veleidoso premio
y a quien se lo des
una y otra vez
pues sigue tu errático destino
le aplicaré lo que Rhett Butler(*) dijo:

Querida, me importa un comino



(*) Uno de los personajes principales de la novela Lo que el Viento se Llevó de Margaret Mitchell.

No hay comentarios.: