domingo, 15 de junio de 2008

¿Alumnos o Clientes?

Habría que averiguar desde cuándo la educación ha sido puesta como un negocio y no en lo que es: el proceso de enseñanza y aprendizaje y todo lo demás que trae consigo esto.

Uno siente una terrible desilusión cuando no se pinta a la Educación como algo valioso,como una transmisión de conocimientos sino que sólo es puesto como un servicio-guía de emisión y recepción de datos útiles e inútiles para determinado momento.

La educación es un servicio a otros que trae sus retribuciones y compensaciones a corto y largo plazo.

El alumno ya no es el discípulo de antes o el ser ávido de conocimientos sino el cliente que va a un autoservicio o tienda en donde se le ofrece y vende el producto llamado educación.

El cliente puede tomar atención a la clase sea en el colegio, universidad ú otra institución, estudiar o no, puede faltar o no a las clases o hacer lo que le dé la gana y si encima desaprueba te echará la culpa hasta por no estudiar con un montón de excusas: de que no le enseñaste, que no tienes métodos, que no le explicas(te) esto o lo otro y todo lo que se le ocurra porque es el cliente y supuestamente siempre tendrá la razón.


Puede haber buenos y malos profesores, si el alumno cree que el profesor no domina el curso, los temas o le produces antipatía hará junto con otros que te despidan.


Es el cliente y acepta o rechaza el producto.

De que hay malos profesores eso es un hecho innegable.

Aquí no hablaré de ellos, toda una sarta de mediocres. Lo dejo para otro día.

No importa lo que esfuerces enseñando estás metido en lo que se ha convertido en un negocio. El alumno como supremo cliente en una encuesta hace una tasación de tu persona y métodos y según símpatías o antipatías decidirá si continúas o no enseñando en el lugar X.

Uno tiene que seguir enseñando lo mejor posible tratando de olvidar que cuelga encima de nuestras cabezas la espada de Damocles. Se ayudará en lo posible a los interesados en progresar académicamente, al resto que es ocioso pues no hay que darles motivos de quejas ni nada. Únicamente nos queda ver que se hundan solos en el pantano de su indolencia y pereza...


¿Hay seguridad para trabajar durante un buen tiempo en una institución educativa?

No

El cliente decide tu permanencia o despido y la junta directiva aceptará el veredicto de los clientes.

Si hablamos de otro caso:

No importa si enseñas bien o te encuentras trabajando en mejorar tus clases. A veces tu ida de un lugar no es por errores o carencias en tu trabajo sino porque no quisiste adular al dueño, al director o a quien sea en la administración.

Tú sólo querías trabajar y punto. Pero el idiota fulano del mando no acepta a gente con criterio propio, quieren tener patéticos arrastrados por un sueldo y/o se dejan llevar por chismes y rumores imbéciles y al final te despiden sin darte ninguna explicación lógica.

Porque el Razonamiento Lógico no existe en el cerebro de los Idiotas.


Digo todo esto: Porque a mí me pasó esa última experiencia tan desagradable, y siento que no hay nada seguro en lo relacionado con el trabajo educativo si continúa este repugnante clientelismo en la educación. Sólo ha servido para empeorar la Crisis Educativa.


Esto no puede durar Mucho Tiempo... Espero que No

No hay comentarios.:

España

“Me duele España” – “¡Soy Español!, Español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; ...