martes, 23 de mayo de 2017

Entrenando conforme a tu personalidad: El sistema de Neuro tipo

Por Christian Thibaudeau

Por qué tu rutina de entrenamiento no funciona

¿Has terminado alguna vez un programa de entrenamiento sin ver resultados? ¿Era una rutina inteligente diseñada por un respetado entrenador? ¿Tus amigos hicieron la rutina y obtuvieron grandes resultados pero tú no?

¿Alguna vez te has visto forzado a completar un plan de entrenamiento porque simplemente no te motivaba? Quizás hasta te sentiste culpable por ello. O quizás no viste ningún beneficio, sino que asumiste que era debido a tu “mala genética”. ¿O pensaste que el programa simplemente era malo, a pesar de que a otras personas parecía encantarle?

Esto es algo común. Y el problema no es el programa, tu ética de trabajo, o tu genética. El problema es que el programa de entranamiento no encajaba con tu perfil psicológico y neurológico, es decir, con tu tipo de personalidad.

Esto no es psicología popular sin valor. Tu perfil de personalidad está genéticamente deteerminado por el equilibrio de tus neurotransmisores. Y tus neurotransmisores lo controlan todo.

El sistema nervioso es el jefe

El sistema nervioso es el responsable del reclutamiento de tus fibras musculares, determina cúantas fibras puedes estimular para que crezcan. También es responsable de la coordinación y ejecución de los levantamientos grandes.

Eso lo sabes, pero he aquí algo que puede que no sepas: tu sistema nervioso también es el centro de control de la motivación. Incluso juego un gran papel en tu respuesta al estrés, y a cuanta energía, enfoque, y capacidad de trabajo tienes en una sesión de entrenamiento.

La clave para el éxito en el entrenamiento es simplemente esta: entrenar duro y de manera enfocada. Y eso no se puede hacer durante mucho tiempo si no estás motivado por tu plan de entrenamiento. Y para estar motivado por tu programa de entrenamiento, tiene que encajar con tu perfil neurológico. Entrenar tomando ventaja de tu naturaleza neurológica también hará que te sientas mejor en general, y te hará alguien más productivo en otros aspectos de la vida.

El equilibrio de los neurotransmisores y tu personalidad 

Tu personalidad te da pistas acerca del equilibrio de tus neurotransmisores, de cuales neurotransmisores están altos y cuales bajos. Tu comportamiento se ve fuertemente influenciado por esos niveles, ya sea que seas consciente o no.

Es por eso que evaluo el perfil de personalidad de cada culturista, atleta, o crosfitero que entreno. Esta evaluación me da una idea muy buena de su equilibrio de neurotransmisores. Luego utilizo esa información para planear su entrenamiento de acuerdo a ello.

Si el entrenamiento no encaja bien con tu tipo de perfil, puede generar fatiga, caídas en la motivación, y una respuesta al estrés más alta, incluso conduciendo a lesiones. Y, desde luego, lleva a una falta de progreso. Es por eso que puedes estar en “la mejor rutina del mundo” y no conseguir resultados. Para tener resultados óptimos, debes entrenar bien de acuerdo a tu tipo.

En el sistema de neurotipos, explicaré los tres tipos de personalidad principales, qué neurotransmisores están altos para cada uno de ellos, y cómo eso debería influenciar tu entrenamiento, nutrición, y elección de suplementos.

Los 3 neuro tipos

He experimentado con varios tests de personalidad y valoraciones a lo largo de los años. También he consultado con psicólogos y otros expertos para hallar el mejor método. El Inventario de temperamento y carácter Cloninger (TCI) es el más ampliamente aceptado en la comunidad científica, y lo he probado en cientos de levantadores y atletas.

El TCI es un inventario para características de la personalidad basado en un modelo psicobiológico. Dicho de manera simple, la gente tiene distintos tipos de personalidad porque tienen distintos niveles genéticos de ciertos neurotransmisores: dopamina, serotonina, y norepinefrina. Cuando los científicos midieron los niveles de neurotransmisores y los compararon con los tipos de personalidad, encontraron que, de hecho, coincidían.

Existen tres tipos principales de perfiles:

Tipo 1: Este tipo tiene bajos niveles de dopamina, así que él o ella busca la novedad, o nuevas cosas para estimular su nivel de dopamina, que es bajo de manera natural. Son, en cierto modo, adictos a la adrenalina. En psicobiología, lo llaman el tipo que busca novedades.

Tipo 2: Estos tipos tienen niveles bajos de norepinefrina. Como este neurotransmisor se asocia con la confianza y un sentimiento de bienestar, estas personas buscan recompensas para aumentar sus niveles de norepinefrina. Desde respuestas sociales (como ser alguien que agrada a las personas) a lograr objetivos. En la ciencia se le llama tipo dependiente de la recompensa.

Tipo 3: Este tipo se asocia con una serotonina baja. No les gusta el cambio, sino que les gusta dominar una actividad repetitiva. “Los fanáticos de la técnica” encajan con este perfil. En psicobiología, llaman a este tipo “el que evita riesgos”.

No tienes que hacer una prueba formal para tener una buena idea de que tipo eres. Abajo tienes un desglose de los mismos.


Tipo 1: El buscador de novedades

Este tipo se asocia con una baja actividad de la dopamina. Eso significa que la toma de decisiones está dominada en su mayor parte por la necesidad de aumentar la dopamina. La dopamina base es baja y los receptores son sensibles. Bajo las circunstancias correctas, estos receptores pueden producir emisiones de dopamina.

Como los receptores son tan sensibles, te puedes convertir en “adicto”. Estás siempre buscando un emisión fuerte de dopamina. Si estás en esta categoría, necesitas emociones y actividades altas en adrenalina. También te aburres con facilidad, eres de naturaleza curiosa, y puede que tengas un temperamento irritable.


Este tipo requiere una variedad de estímulos y desafíos. Se ven atraídos de manera natural por actividades no repetitivas. Se aburren con eventos repetitivos como el entrenamiento de resistencia o rutinas de levantamiento que se repiten una y otra vez. No son buenos en competiciones de resistencia, más que todo debido al aburrimiento, pero también porque tienden a tener altos niveles en serotonina. Cuando los niveles de dopamina son proporcionalmente más bajos que los de serotonina, la capacidad de trabajo disminuye.
Los buscadores de novedades son extrovertidos y se manejan bien en situaciones sociales. Son también muy competitivos. Les gustan los desafíos y les encanta aprender habilidades nuevas. Este tipo se emociona por aprender un ejercicio o levantamiento nuevo, incluso si es difícil para ellos. Es “nuevo” y estimulante, y eso es todo lo que importa.

Deportes 

Cuando se trata de deportes, se ven más atraídos por deportes extremos, deportes de contacto como el fútbol americano y los deportes de lucha. Lo hacen muy bien en deportes individuales, especialmente los que son de corta duración (esprints, lanzamientos, saltos, etc.)

Levantamiento 

Se sienten más atraídos por deportes de rendimiento que en competiciones físicas como el culturismo. Son los que se convierten en buenos atletas de crossfit. Los powerlifters de elite pueden también entrar en esta categoría, especialmente aquellos que se ven atraídos de forma natural por el sistema de entrenamiento Westside, que contiene un montón de variedad.

Dieta

Les va bien con una dieta baja en carbohidratos, normalmente tomando carbos solo alrededor de los entrenamientos, pero necesitan rellenar con más frecuencia, cada tercer o cuarto día. A estos tipos también les va bien con un consumo de proteína más alto.


Tipo 2: El dependiente de las recompensas

Este tipo se asocia con niveles bajos de norepinefrina. Este neurotransmisor, junto con la motivación, crea un sentimiento de bienestar general y confianza. Niveles bajos de norepinefrina llevan a un estado depresivo, falta de ánimo, y baja motivación. Para contrarestar esto, este tipo de perfil busca “recompensas” que aumenten los niveles de norepinefrina, pero esto puede hacer que tengan un riesgo alto de adicción.

Son los típicos que les gusta “agradar a las personas”, cuya autoestima está basada en cómo otros los perciben. Para estos individuos es muy importante gustar, ser respetados, e incluso admirados.

Están listos para hacerlo bien en situaciones sociales porque necesitan sentirse apreciados. Son sociables, empáticoos, y tienen una gran sensibilidad a las pistas sociales que les ayuda a hacer amigos, los cuales necesitan. Se preocupan de verdad por otros. Pero debido a su afecto por otros y el deseo de agradarles, es fácil aprovecharse de ellos.

Este tipo de personalidad hará lo que sea por ayudar a otros, incluso privándose de cosas ellos mismos. Están motivados por querer verse bien a ojos de otros y por gustar a la gente. Nada es para ellos peor que desagradar a alguien. Debido a esta actitud, llegarán a grandes extremos para alcanzar sus metas.

Deportes

Tienden a ahogarse en eventos individuales, porque ponen mucha presión sobre ellos mismos. Al ser así, rara vez lo hacen bien en deportes individuales, pero lo hacen genial como parte de un equipo. Rara vez son las “superestrellas” pero están dispuestos a hacer lo que sea por ayudar al equipo y ganar respeto.

Levantamiento

Se ven atraídos por el culturismo y los deportes de físico porque “verse increíble” es una forma de ganar la admiración de otros y construir autoestima. Sin embargo, cuando se trata de competiciones (culturismo, figura, etc.) pueden tenerlo muy difícil a la hora de llegar al pico de forma debido a que el estrés de sentirse juzgados puede elevar sus niveles de cortisol, lo cual aumenta la retención de líquidos y hace que sea más difícil llenar los músculos con glucógeno.

Dieta 

Normalmente son buenos cumpliendo con una dieta si se les hace responsables. Lo hacen bien porque quieren agradar a su entrenador. Pero a causa de que la caomida puede verse como una recompensa, pueden convertirse en adictos a las comidas trampa. Son gente que deben prohibir la “mala” comida en sus dietas y hacer recargas solo con comidas que ya se encuentran en su dieta regular.


Tipo 3: El que evita daños

La evitación de daños se asocia con un bajo nivel de serotonina, lo cual afecta a la forma de actuar y sentir. La baja serotonina pueda hacer que te canses más fácilmente o tengas un bajo nivel de energía. Si encajas con este perfil, querrás evitar situaciones desagradables, castigos, y conflictos, mucho más de lo que lo hacen otras personas. Estás más cómodo con situaciones familiares que puedes controlar.

Estas personas tienden a ser más tímidas e introvertidas. Tienen una alta vulnerabilidad a la crítica, e incluso las críticas constructivas les generan ansiedad. Su nivel más alto de ansiedad general los lleva a producir más cortisol de la cuenta, lo cual afecta negativamente a sus ganancias de músculo.

Los cambios de planes inesperados les molestan sobremanera y les producen una alta respuesta al estrés. Son planificadores cuidadosos, especialmente cuando una situación representa un riesgo o daño potencial. Debido a esto, son muy organizados. Pero bajo estrés pueden sentirse inhibidos por la ansiedad, lo cual les lleva a la procastinación o a que les sea difícil tomar decisiones.

La fuerza que dirige a los evitadores de daños es alejarse del estrés y las lesiones. Cuando se trata del entrenamiento, eso les hace sentirse atraídos por actividades más repetitivas que ya han dominado. Al contrario que el que busca novedades, a este tipo no le gusta la variedad y las cosas nuevas en el gimnasio. Se estresan cuando aprenden un nuevo levantamiento, por ejemplo.

Pero se enfocan muy bien cuando entrenan. Son perfeccionistas y a menudo “expertos en técnica”. Sin embargo, tienden a ser más conservadores con su selección de pesos. Son muy buenos en ceñirse a un plan, a veces rozando el transtorno obsesivo compulsivo en el entrenamiento.

Deportes

Este tipo se ve más atraído por deportes en los que sucedan pocas cosas que no pueden predecirse, y que tengan un menor factor de riesgo. No les gustan los deportes de contacto, en los que sucesos aleatorios forman una parte importante del juego.

Levantamiento 

Lo hacen mejor con un programa “estático” en el que los ejercicios no cambian, y otras variables (métodos, esquemas de cargas e intervalos de descanso) cambian solo gradualmente. Un buen ejemplo sería el sistema 5/3/1 de Jim Wendler.

Tienen una rspuesta de cortisol más alta al estrés que otras personas debido a su alto nivel de ansiedad. Así que, aunque tienen una capacidad de trabajo alta, hacer demasiado volumen puede de hecho limitar sus ganancias debido a la producción más alta de cortisol.

Dieta
 
No lo hacen muy bien con una dieta en la que se restrinjan los carbohidratos. Necesitan al menos una pequeña cantidad de carbos en cada comida principal, tanto para bajar los niveles de cortisol como para evitar que la serotonina baje todavía más. Los carbos pre-entreno (para bajar la salida de cortisol) y por la noche (para aumentar la serotonina) son especialmente importantes.

¿Cuál es tu tipo? 

¿Cuál es tu tipo neurológico? ¿Y qué significa cuando se trata de tu plan de entrenamiento y nutrición? Eso es lo que cubrirá el resto de esta serie de artículos. Al final, sabrás exactamente cómo deberías estar entrenando y comiendo para alcanzar tus objetivos.



 Fuente:

http://www.masfuertequeelhierro.com/blog/2017/05/entrenando-conforme-a-tu-personalidad-el-sistema-de-neuro-tipo/


Nota: El enfoque dado al entrenar y lo demás es muy simplista. Veánse los comentarios en el artículo original en el enlace.



No hay comentarios.:

España

“Me duele España” – “¡Soy Español!, Español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; ...