lunes, 11 de abril de 2016

Perú o Masoquilandia

-No, por lo visto no hemos aprendido nada de la historia y volvemos a cometer los mismos errores del pasado.

Casi gana la hija del ex dictador pero la gente tan reflexiva como una piedra le ha dado mayoría en el Congrezoo. Me niego a llamarlo Congreso.

El que su padre esté en la cárcel por una serie de delitos -masacres, corrupción, etc.- y de todo lo demás que pasó a los peruanos en gran parte todo eso les importa un rábano.

P.P. Kuczynski no me da ninguna confianza con sus cambios de opinión como si fuera una tortilla.


Ya me da igual quien gane porque serán otros 5 años de porquería desperdiciados llenos de pleitos y retrocesos, y seguiremos jodidos.


-Estados Unidos se va a recontrajoder si elige a ese tipejo insoportable y xenófobo llamado Donald Trump.

No es o sería ninguna novedad que eso pase porque aún 20% de idiotas de allá sigue creyendo que Nixon fue un héroe.

Claro, Watergate y todo lo demás ya fue olvidado por los que sufren de una especie de hipócrita amnesia selectiva.

No digo nada más del resto del mundo porque cada país tiene los gobernantes que se merece.


Qué manera tiene cada estado para complicarse la vida.
 

Y este espectáculo tan lamentable continuará hasta el fin del mundo.

sábado, 2 de abril de 2016

Por qué tendemos a creernos todo lo que nos dicen

Por


i alguna vez necesitas pruebas de la credulidad del ser humano, permíteme hablarte del "ataque de las bananas come-carne".

En enero de 2000, una cadena de correos electrónicos comenzó a reportar que bananas importadas estaban afectando a quienes las comían con una "fascitis necotrizante", una rara enfermedad por la cual la piel se brotaba de burbujas color púrpura antes de desintegrarse y dejar expuestos los músculos y los huesos.

Según la cadena de emails, la FDA (el organismo de control de alimentos en Estados Unidos) estaba tratando de ocultar la epidemia para evitar el pánico.

El texto exhortaba a los lectores a regar la voz entre sus familiares y amigos.

Se trataba de algo sin ninguna clase de sentido, por supuesto. Pero para el 28 de enero, la preocupación se había vuelto lo suficientemente grande como para que el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) emitiera una declaración desmintiendo el rumor.

¿Eso ayudó? Ni por casualidad. Más bien le echó leña al fuego.

En unas pocas semanas, el CDC estaba recibiendo tantas llamadas de personas angustiadas que tuvo abrir una línea especial para el tema de las bananas.

Los hechos fueron distorsionados de tal forma que, eventualmente, la gente comenzó a decir que el CDC era la fuente del rumor.

Incluso hoy variantes del mito vuelven a avivar temores de vez en cuando.

Puede que esto nos cause risa; tanto como otros mitos urbanos, incluida la teoría según la cual Paul McCartney, Miley Cirus y Megan Fox fueron, de hecho, asesinados y reemplazados por dobles.

Pero las mismas grietas en nuestra lógica que dan cabida a estas ideas son las que permiten la propagación de otras más peligrosas, tales como la creencia de que el VIH es inocuo, que los suplementos vitamínicos pueden curar el sida, que los ataques del 11 de septiembre fueron obra del propio gobierno estadounidense o que el papel aluminio impide que el FBI te lea el pensamiento.

¿Por qué tantas creencias falsas persisten cuando hay evidencia dura que las desmiente?

¿Y por qué tratar de negarlas sólo alimenta el molino de los rumores?

No es cuestión de inteligencia; incluso premios Nobel han caído por inocentes con ciertas teorías sin ninguna base.

Pero una serie de avances psicológicos pueden ofrecer algunas respuestas, mostrando cuán fácil es construir un rumor que burle los filtros contra el engaño del cerebro.
 Ahorro de tiempo y energìa

Una explicación algo aleccionadora es que todos somos unos "tacaños cognitivos". Es decir, para ahorrar tiempo y energía, nuestro cerebro utiliza la intuición en vez del análisis.
A manera de ejemplo simple, responde rápidamente a las siguientes preguntas:
  • ¿Cuántos animales de cada tipo iban en el Arca de Moisés?
  • ¿De qué país fue presidenta Margaret Thatcher?
Entre el 10% y el 50% de quienes participaron en un estudio en el que se formulaban estas dos preguntas no notaron que fue Noé, y no Moisés, quien construyó el Arca, y que Margaret Thatcher fue primera ministra -no presidenta-, aún cuando se les había pedido explícitamente que se fijaran en detalles inexactos.

 Conocido como la "Ilusión de Moisés", este despiste ilustra cuán fácilmente dejamos pasar los detalles de una afirmación, favoreciendo la impresión general que nos deja en lugar de lo específico.

En este sentido, normalmente juzgamos si algo se "siente" bien o mal antes de aceptar o rechazar un mensaje.

"Incluso si 'sabemos' que deberíamos prestar atención de los hechos y la evidencia, simplemente nos asimos de los sentimientos", dice Eryn Newman, investigadora de la Universidad del Sur de California, cuyo próximo trabajo recoge la investigación más reciente en materia de desinformación.

Basada en los estudios hasta la fecha, Newman sugiere que nuestras reacciones instintivas giran alrededor de cinco preguntas simples:
  • ¿Proviene el dato de una fuente creíble?
  • ¿Otras personas creen en él?
  • ¿Hay suficiente evidencia para apoyarlo?
  • ¿Es compatible con lo que creo?
  • ¿Cuenta una buena historia?

Crucialmente, nuestras respuestas a cada uno de estos puntos pueden verse afectadas por detalles frívolos que no tienen nada que ver con la verdad.

Opinadores de Oficio

Considera por un momento la cuestión de si otros creen en una afirmación o no, así como el tema de si la fuente es creíble.

Tendemos a confiar en personas que nos son familiares, lo que significa que mientras más vemos a un opinador de oficio, más rápido comenzamos a creer en lo que dice.

"El hecho de que no se trata de un experto no entra en nuestra ponderación de la verdad", indica Newman.

Aun más, no llevamos la cuenta de cuántas personas apoyan una visión.

Cuando ese opinador de oficio repite la idea en incontables programas (de radio o televisión), crea la ilusión de que la opinión es más popular de lo que realmente es. De nuevo, el resultado es que tendemos a aceptarlo como si fuera la verdad.

Fluidez Cognitiva

Luego está la "fluidez cognitiva" de una afirmación: esencialmente, si cuenta una historia buena y coherente que es fácil de imaginar.

"Si algo se siente fácil de procesar, por defecto tendemos a esperar que sea verdad", dice Newman.
Esto es particularmente cierto si un mito calza o se ajusta sin problemas a nuestras expectativas.

Si algo se siente fácil de procesar, por defecto tendemos a esperar que sea verdad"
Eryn Newman, investigadora
"Tiene que ser pegajoso, una frase o una cita que se vincule con lo que sabes, que reafirme lo que crees", añade Stephan Lewandowsky, de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, quien ha examinado la psicología de quienes niegan el cambio climático.

Una presentación pulida eleva instantáneamente la fluidez cognitiva de una afirmación, incrementado su credibilidad.

En un estudio reciente, Newman le mostró a los participantes un artículo (falso) que decía que un conocido cantante de rock había muerto.

Era más probable que las personas lo creyeran si el artículo aparecía junto a una foto del cantante, simplemente porque era más fácil traerlo a la mente, elevando la fluidez cognitiva de la afirmación.

De manera similar, escribir en un tipo de letra fácil de leer o hablar con buena enunciación incrementan la fluidez cognitiva.

De hecho, Newman ha demostrado que algo aparentemente sin consecuencias como el sonido del nombre de una persona puede hacer que nos inclinemos hacia un lado: mientras más fácil sea pronunciarlo, más probable es que aceptemos sus opiniones.

 A la luz de estos descubrimientos puede entenderse por qué el temor a las bananas come-carne era tan contagioso.

Por un lado, la cadena de emails venía de personas en las que las personas confiabans inherentemente -sus amigos-, incrementando la credibilidad de la afirmación y haciéndola parecer más popular.

El concepto mismo era vívido y fácil de imaginar (tenía fluidez cognitiva). Y si por casualidad la persona no confiaba en la FDA o en el gobierno, la idea de un ocultamiento hubiera calzado fácilmente en la visión que tenía del mundo.

Contraproducente

Esa avaricia cognitiva también puede ayudar a explicar por qué los esfuerzos por corregir un mito han sido contraproducentes de manera espectacular, como descubrió el CDC en carne propia.

Experimentos de laboratorio confirmaron que ofrecer evidencia que contradice la afirmación sólo fortalece la convicción de la persona.

 En apenas 30 minutos puedes ver un efecto de rebote, en el que la gente está aun más dispuesta a creer que la afirmación original es verdad", dice Newman.

El problema, dice, surge de nuestras memorias profundamente imperfectas.

Corregir los hechos "funcionaría muy bien si pudiéramos rebobinar y recordar cosas como si fueran videos, pero años de investigación demuestran que la memoria no es perfecta, que llenamos los vacíos y que perdemos información", señala.

Còmo reparar el daño

Como consecuencia de estas flaquezas, nos vemos atraídos instantáneamente por los detalles más jugosos de una historia -el mito original-, mientras que olvidamos el pequeño hecho de que se ha demostrado que es falsa.

Todavía peor, al repetir el mito original, la corrección incrementa la familiaridad de la afirmación.

Y, como ya hemos visto, la familiaridad engendra credibilidad. En vez de desterrar el mito, la bien intencionada corrección simplemente lo enraiza más.

Un mito desmentido puede dejar un agujero incómodo en la mente.

Lewadowsky explica que nuestras creencias están integradas en nuestros "modelos mentales" de cómo funciona el mundo: cada idea está interrelacionada con nuestras otras visiones.

Es como un libro muy bien empastado: una vez que arrancas una página, otras pueden comenzar a despegarse.

Terminas con un agujero negro en tu representación mental, y a la gente no le gusta eso", señala el especialista.

Para evitar la incomodidad, preferimos aferrarnos al mito a que todo nuestro sistema de creencias se desmorone.

Afortunadamente, hay formas más efectivas de corregir errores y hacer que la verdad prevalezca.
Para empezar, debes evitar repetir la historia original (en lo posible)y tratar de crear toda una alternativa para remendar la ruptura en el modelo mental.

"Si te digo que la Luna no está hecha de queso, te será difícil abandonar la creencia. Pero si te digo que no es de queso sino de roca, te dejaré con una idea de cómo es la Luna (en vez de con un vacío)", explica Lewandosky.

Newman coincide en que se trata de una estrategia útil.

Por ejemplo, en el caso de los temores a las vacunas supuestamente vinculadas con el autismo, sugiere construir una narrativa alrededor del fraude científico que dio lugar al miedo, en vez de escribir el típico artículo "desmintiendo el mito" que, sin quererlo, refuerza el estado de desinformación.

Andrew Wakefield manipuló elementos de investigación que apuntaron, erróneamente, a un vínculo entre vacunas y autismo.

Cualquiera sea la historia que elijas, debes incrementar la fluidez cognitiva con un lenguaje claro, imágenes y una buena presentación.

Y repetir el mensaje, solo un poco pero con frecuencia, ayudará a mantenerlo fresco en la mente.

 Pronto comenzará a sentirse tan familiar y cómodo como el mito, y la ola de opinión debería comenzar a cambiar de sentido.

Como mínimo, mantenerse consciente de estos fallos en el pensamiento te ayudará a identificar cuándo te han engañado.

Siempre vale la pena preguntarse si has pensado cuidadosamente en las cosas que escuchas y lees.

¿O estas siendo un tacaño cognitivo, persuadido por sentimientos subjetivos más que los hechos?

Algunas de tus opiniones más establecidas podrían no tener más sustancia que el gran fraude de las bananas de 2000.


Fuente:

http://www.bbc.com/mundo/especial/vert_fut/2016/04/160329_vert_ciencia_por_que_somos_credulos_yv



Por qué es crucial cuidarse de ingerir demasiadas proteínas

lunes, 28 de marzo de 2016

¿Qué significa realmente para los hombres tener un pene "pequeño"?

viernes, 1 de enero de 2016

Expiraron los derechos de autor de “Mi lucha” de Hitler y sale a la venta en Alemania después de siete décadas


A partir de hoy y por primera vez en 70 años, el manifiesto nazi de Adolf Hitler, "Mein Kampf" ("Mi lucha") estará disponible en Alemania para que pueda ser comprado por el público.

La reimpresión del libro antisemita fue prohibida después de la Segunda Guerra Mundial por el gobierno regional de Bavaria, el cual poseía el copyright o derechos de autor del libro.

Dichos derechos han expirado y el Instituto de Historia Contemporánea (IFZ, por sus siglas en alemán: Institut für Zeitgeschichte) en Múnich publicará una nueva edición la próxima semana.
Se prevén nuevas versiones en varios países. 


Esta nueva versión, que cuenta con miles de notas académicas, tiene como objetivo mostrar que "Mein Kampf" está mal escrito y es incoherente y que no se trata de un texto poderoso o seductivo.

Los historiados indicaron que el libro ayuda a académicos e intelectuales a entender lo que sucedió en la era nazi.

"Sería incluso irresponsable dejar que este texto circule libremente", le dijo a la Deutsche Welle Andreas Wirsching, director del IZF. "Nuestra edición tiene informaciones nuevas que ayudan a entender mejor el texto y, en el mejor de los casos, también la historia del Nacionalsocialismo".

Varios grupos judíos han recibido con beneplácito esta publicación en particular, pues en su opinión es importante tener acceso a una edición crítica que ayude a explicar el Holocausto, informó el corresponsal de la BBC en Berlín, Damien McGuinness.

70 años
"Mein Kampf" fue originalmente impreso en 1925, ocho años antes de que Hitler asumiera el poder.

 Después de que la Alemania nazi fue derrotada en 1945, las fuerzas aliadas les pasaron los derechos de autor al estado de Bavaria.

Las autoridades locales se han negado a permitir que el libro sea reimpreso para prevenir la incitación al odio, aunque el libro fue ampliamente impreso durante la guerra, lo cual lo hizo accesible.

En el marco de la ley alemana, los derechos de autor se vencen a los 70 años de la muerte del autor. Por eso, las casas editoriales tienen ahora libre acceso al texto original

Sin embargo, las autoridades alemanas han señalado que limitarán el acceso público al texto en medio de temores de que el libro pueda exacerbar un sentimiento neonazi.

Por años, el libro ha circulado y ha sido comercializado en varios países e idiomas. Se puede incluso encontrar en internet.

En 2013, cuando el IFZ anunció sus planes de publicar una edición comentada del libro, una vez que los derechos de autor expiraran en 2015, el estado de Baviera amenazó con presentar cargos penales.

Sin embargo, el instituto dijo que publicaría la obra bajo "su propia responsabilidad" como un centro de investigación independiente y que su objetivo era "desmitificar" el texto.

Un regalo 

Hitler escribió Mein Kampf durante su tiempo en prisión tras un fallido golpe de Estado en 1923.
El texto arremete contra el judaísmo y el comunismo.

Hitler hizo una fortuna con su libro. No sólo se eximió de pagar impuestos sino que después de que se convirtió en canciller alemán, compró millones de copias para regalárselas a recién casados.

 Se estima que sólo en Alemania se vendieron 12 millones de copias.

En 2002, el escritor alemán y premio Nobel de literatura, Gunter Grass, quien murió en abril de 2015, rompió con dos tabúes de la sociedad alemana: el sufrimiento alemán en la Segunda Guerra Mundial y la proscripción del libro "Mein Kampf".

En su novela "A paso de cangrejo", Grass recordó el triste destino de millones de alemanes que fueron víctimas del régimen nazi.

Tras la publicación de su libro, Grass defendió en una entrevista con la revista alemana Die Woche la publicación de la obra más famosa de Hitler.

"Se nos debe permitir leer esta locura", dijo, y abogó para que se autorizara una nueva edición con comentarios explicatorios.

En su opinión, esa es la única manera de combatir la fascinación que algunos jóvenes sienten por el nazismo, del que en realidad saben muy poco.


Fuente:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160101_hitler_mi_lucha_mein_kampf_derechos_de_autor_alemania_mr




jueves, 31 de diciembre de 2015

4 Cosas de uso cotidiano que tal vez no sabías que pueden ser peligrosas

sábado, 26 de diciembre de 2015

Què hacer y qué no hacer en el gimnasio

lunes, 14 de diciembre de 2015

Feria del Libro... NO ME INTERESAS

En esta ciudad de la Eterna Pri... Balacera se está realizando la 4ta Feria del Libro por la cual siento una grandísima indiferencia.

Me dan igual las obras que vendan, lo que presenten o quien hable por ahí...

Todos los días recibo insultos o calificativos de desprecio de gente que no me conoce ni en lo más mínimo en la calle, transportes, parques, etc. así que no pienso repetir la experiencia detestable sucedida en la feria del 2012.

¿Para qué voy a ir si no voy a comprar nada y para que los idiotas libreros me traten nuevamente de lo peor o pésimo frente a otras personas?

Eso no pienso pasarlo como experiencia otra vez ni en mis pesadillas y además ahora no tengo dinero, y si lo tuviera tampoco iría ni aunque se pusieran a regalar libros por montones.

Por lo que por ahí no estará ni mi sombra... con una vez basta y sobra.

Compraré obras cuando me dé la real gana y pueda hacerlo y no porque haya una feria de libros en esta ciudad de Trujillo, llena de prejuiciosos ignorantes como lo son tantos otros habitantes en este país que un día se jodió, o mejor dicho, que cada día lo siguen jodiendo más.


Sí, lo mismo en todas partes.


Alea iacta est


FIN

sábado, 12 de diciembre de 2015

Aclaración sobre las Colecciones

Los datos de muchas de las colecciones puestas en el blog están en los mismos libros o en sus contraportadas y ayudan a comprobar las numeraciones y otros datos.

He hablado con gente del ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España (sí, el del dichoso ISBN), con  montones de libreros españoles y mexicanos, con bibliotecarios, con autores de la península Ibérica; y hasta con los descendientes directos de algunos dueños de editoriales que me proporcionaron los datos.

Gran parte de lo que está aquí fue por la gran ayuda del fallecido autor Juan Carlos Planells Reverter quien generosamente me facilitó información de libros, de colecciones como Esfinge y Polismen y sus numeraciones, etc.

Otra colecciones fueron puestas gracias a la cortesía de las librerías y bibliotecas de Madrid, Barcelona, Huelva, Buenos Aires, Santiago de Chile y de otras ciudades que me contestaron gentilmente a las preguntas que les hice.

Consulté con gente que trabajó en la misma Salvat y en otras editoriales de España.

Otros datos me los dieron los blogueros que conozco desde hace años de los foros del desaparecido Cyberdark, de otros foros literarios, de distintos blogs y de varios lectores por email como los de la colección Laberinto que completé con la colaboración de una amiga lectora de Asunción, Paraguay. 

Busco datos entre rumas de libros para poder ponerlos aquí.

Tengo contraportadas, listas y fotocopias de los mismos libros en donde salieron los listados que figuran en este blog.

Trabajé de librero y conozco todo este rollo con las obras y de montones de colecciones y me da risa que me digan que he copiado descaradamente de otros sitios.

He revisado y contrastado los datos en librerías y bibliotecas hasta el aburrimiento para poder estar seguro y aún hay dudas o errores con varias colecciones.


No he copiado de otros sitios al pie de la letra sin verificar antes y después la información hallada aunque otros digan lo que quieran por ahí.


En muchos sitios la información es errónea, incompleta, ridícula, inútil y encima puede ser o es de lo más contradictoria.


 Ayudé a corregir los datos en otros sitios que no mencionaré.

Empecé con esto cuando se me ocurrió reunir los títulos de la Colección del Séptimo Círculo en el 2006 en un foro, y hasta han copiado los datos de este blog en otros sitios sin pedirme permiso pero ya me da igual porque lo más importante es que la gente lea, mejore su comprensión lectora y se culturice más.


Me aburren tremendamente las peleas hasta por títulos y demás insignificancias en una época en donde el analfabetismo, el analfabetismo funcional, el prejuicio, los insultos, el fanatismo y la ignorancia son terribles.

Agradezco la ayuda de los visitantes en los datos de las colecciones.

Seguiré poniendo más listados de colecciones en lo posible pero mis prioridades actuales ya no me permiten como antes dedicarme tanto al blog.


Nota: La fecha futura es para que esto siempre esté arriba en el blog. Sólo permito por ahora que se hagan comentarios en las colecciones.  



jueves, 5 de noviembre de 2015

Mi Opinión

Soy bien claro:  no pondré ninguna clase de datos de libros u otra fuente sobre pseudociencia o espiritismo en ninguna colección en el blog.

Se les agradece la ayuda a los visitantes en algunas colecciones pero NO CAMBIARÉ DE OPINIÓN por razones personales.