lunes, 1 de septiembre de 2008

Las Apariencias Engañan... si te las Crees

Voy al grano y sin tanto rollo a la española
Curioso es esto de conocer gente, con el tiempo te puedes llevar estupendas sorpresas y/o chascos de lo más desagradables como ha ocurrido recientemente y he tenido ocasión de verlo y comprobarlo:

Empiezo por orden (sin generalizar) con el circo lamentable:

- El que tiene cara de simpático, bonachón, inocentón o de no matar ni una mosca.-
Este parece un pan de Dios, un tipo sencillo, pueblerino, sincero... un buena gente
Uno de esos que parece que no hace nada malo, que tiene una conversación de lo más simple, que no habla de cuestiones chocantes o evita discutir de política o de religión.

Las Apariencias Engañan.-
Te has topado con una persona de lo más mentirosa, un mitómano, alguien con una concha más grande que la Concha Acústica. Un sinvergüenza que no tiene sangre en la cara porque es capaz de pedir préstamos hasta a la gente más pobre... La amante (o el amante) lo empuja a cometer las mayores estupideces
Te pueden traicionar y vender por una nota aprobatoria, por un puesto de trabajo o por un sueldo de m...
Son capaces de empezar a piropear y molestar a las alumnas, de alterar la disciplina y cuando estalla un escándalo...se desaparecen y cargas con el muerto (las consecuencias).

Alguien que es capaz de traicionarte y llevarse alumnos o gente a su negocio -y claro, dinero- y dejarte arruinado.

Un ser que dice no ser fanático y la verdad es que en en su partido o grupo religioso pertenece al conjunto de los más radicales, conservadores y santurrones... y es incapaz de dar un centavo de ayuda a su prójimo

Un tipo que de razonable, tolerante y flexible no tiene nada

Un encanto de gente que considera a la amistad como un rollo de papel higiénico...

Consejo:
Se debe ser desconfiado con esta gente -lógicamente no de forma tan obvia- y si han demostrado esos rasgos indeseables hay que despedirlos porque se tiene que ser tajantes con ellos o te destrozan la vida y/o el negocio
Algunos no se merecen ni el saludo...



- El que dice adaptarse a todo lugar y a la gente
Los primeros días son una sarta de sonrisas y chistes. Sueltan lo de: qué bonito sitio, se ve estupendo, me estoy acostumbrando, me da igual en donde estemos sea el campo o la ciudad, no soy racista, no discrimino a la gente

Las Apariencias Engañan.-
Un observador perspicaz se da cuenta del engaño y dirás: ¿Cómo?
Fácil:
La conducta demostrada por esta gente es tan obvia. La gente "adaptable" se fija en todos los detalles del lugar que ocupan en un tiempo determinado por razón de estudios o de turismo (paredes, pisos, sillas, techo, muebles, etc.), en como viste la gente, en sus rasgos faciales, en su grado académico (aunque muchos visitantes son de lo más ignorantes), en la condición económica de los demás, en la comida que les sirven, etc, etc.

A algunos llega a gustarles el lugar que visitan mientras que a otros les da asco, repugnancia, rechazo, apatía y unas ganas de no volver nunca más. Qué fobia les da juntarse con gente de rasgos andinos, morenos o negros y/o de condición humilde.
Salen a relucir de su parte una serie de actos y comentarios bruscos demostrativos de la educación racista de porquería discriminatoria que han recibido. No se olvidan de su piel blanca, de sus ojos azules, verdes o muertos como los de las muñecas, de su apellido, de que son parientes de fulanito de tal, de los cuatro reales que tienen, del automóvil o camioneta que manejan, de la(s) casa(s) que tienen y del ghetto urbanístico en donde viven separados del resto.

Pobres Mediocres


Consejo:
Hay que tener paciencia con ellos excepto que salgan con alguna idiotez discriminadora entonces sí puede uno mandarlos a rodar u olvidarse de ellos(lo más sensato)
Un día los verás como una curiosidad, luego demuestran quienes son y no los vuelves a ver ni en... foto



- Pobres y Pretenciosos
S
e las dan de modestos, humildes, buena gente, que son de un sitio pobretón de la costa, de la sierra o de la selva, les gusta pedir la colaboración y comprensión de otros, etc., etc.

Las Apariencias Engañan:
Estos sufren del llamado Síndrome de Doña Florinda (la del Chavo del Ocho): todos los demás son una chusma
Les importa un rábano ayudar a otros así sean sus parientes o vecinos, no te invitan ni un vaso de agua, piden colaboración pero se la niegan a otros.
Puedes ser su vecino durante años y no sabrán ni cómo te llamas y tú evitarás hasta darles el saludo porque han hablado mal de ti y de mi.
Son los otros que se fijan en todo lo que hay en un lugar, los primeros en criticar si las cosas no son a su gusto y conveniencia e incapaces de dar una mano para solucionar o enfrentar un problema
Les encanta la compañía de los que tienen dinero aunque sea para darles un trato servil y acomodaticio (aunque por dentro hablen pestes de los ricachones)
Otro rasgo es seguir las modas que mientras más alienantes y estúpidas más apego tienen... hasta que aburren y pasan a la siguiente manipulación de los medios y de los grandes grupos económicos con su basura en exhibición y venta

Un rasgo constante de la Sociedad es ver la práctica de la Idiota Soberbia de las clases llamadas "Altas" y el Imbécil Arribismo Servil de las clases media y baja


Consejo:
No importa el tiempo que pases con gente así hay que llevarse un chasco. No hay que darles tanta confianza porque si te descuidas te meten la puñalada traidora en una variedad de formas.

Es imposible seguir confiando en ellos.... El continuar haciéndolo a pesar de las tremendas evidencias encontradas demostraría tener una idiotez del tamaño y altura del Monte Everest... No, del Monte Olimpo de Marte.


Esto es sólo una muestra de gente lamentable, decepcionante, con la que se debe mantener distancia por seguridad, economía y, sobre todo, para conservar la salud física y mental...


Solo el tiempo y las circunstancias, en su mayoría adversas, nos ayudan a conocer a la personas que valen como parientes o amigos.



España

“Me duele España” – “¡Soy Español!, Español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; ...